Cinco consejos para cumplir su resolución de 2019 de “Mantener la casa limpia”

Ahora que ha comenzado el nuevo año,  ¿qué tal le ha ido con sus resoluciones? Bien, pues si usted es como el 90% de la población estadounidense, hay al menos una resolución que no ha cumplido. No cumplir con las resoluciones de Año Nuevo es casi tan universal como el hacerlas. Hemos reunido 5 consejos, además de un consejo extra, para ayudar a inspirarlo a cumplir con una resolución muy común y vital para la salud y bienestar general de usted y su familia: mantener su hogar limpio y organizado.
 

1. Tenga un lugar para cada cosa

Los franceses han acuñado un sistema para cocinar a fin de mantener las cocinas organizadas. Se le llama “mise en place”, algo así como “todo en su lugar”. Muchas personas están adoptando esta “filosofía” para la limpieza general. ¡Merci! Una de las partes más difíciles de limpiar un desorden es saber cuál es el lugar correcto de cada cosa. Si tiene un lugar predeterminado para todo, no solo facilita la limpieza, sino que hace que sea más fácil encontrar lo que necesita. Si se encuentra un artículo que no está seguro cuál es su lugar, pregúntese, si estuviera buscando esto, ¿cuál sería el primer lugar en el que lo buscaría? Usualmente, ese es el mejor lugar. Sin embargo, todos piensan diferente, así que esto ayuda a que todos en el hogar se involucren, especialmente en la cocina que usualmente es el área de la casa que es más difícil mantener limpia.
 

2. Comience poco a poco en las áreas que más usa

No se complique. Comience despejando las superficies planas, como las mesas, anaqueles, encimeras de la cocina, despeje todo y deshágase de los artículos no esenciales. Limpie la superficie y examine cada pieza para determinar si pertenece ahí o no. Si tiene un procesador de alimentos en su encimera que no ha utilizado desde que preparó guacamole para una fiesta en el verano, puede ser momento de guardarlo o donarlo a un amigo. Para los artículos que desea (o necesita) conservar, límpielos y regréselos a su lugar de manera ordenada.
 

3. Cree dos “bandejas de entrada” para el correo postal (y otros papeles)

El correo entrante y otros documentos impresos contribuyen al desorden. Esto es en parte porque los colocamos en lugares diferentes, ya sea en la mesa de la cocina, un escritorio, la mesa del comedor, en un cajón al azar o incluso en el automóvil. ¡Con razón nunca encontramos nada! Consiga dos cubos y colóquelos en un lugar práctico. Designe un cubo para artículos que requieren atención inmediata (p. ej., facturas u ofertas con fechas límite) y el otro para cosas que no requieren una respuesta, pero que sí necesita conservar y archivar para el futuro (documentos médicos, cartas de la escuela, etc.). Cuando llegue el correo, revise cada artículo inmediatamente y colóquelo en el cubo correcto. Si no pertenece a ninguno de los cubos, es probable que sea basura.
 

4. Elimine los “rincones desordenados”

Es posible que tenga un área (o dos) en su hogar en el que usted, o alguien que vive con usted, le guste colocar artículos para un acceso rápido en vez de guardarlos, porque es demasiado esfuerzo hacerlo. Idealmente, desarrollará hábitos que eliminarán los rincones desordenados antes de que comiencen (vea el consejo extra n.° 6). Dependiendo de cuánto tiempo ha estado añadiendo artículos al desorden, puede considerar dedicar un día de su calendario de actividades para guardar todo. Si cree que le tomará más de un día, continúe con el consejo n.° 5.
 

5. Dividir y conquistar los grandes desastres

Si por casualidad tiene algunas tendencias de acumulación de objetos y ha vivido en su hogar durante algunos años, es posible que su rincón de objetos desordenados se haya convertido en una habitación desordenada: un sótano, un dormitorio extra o un garaje para 3 autos en el que ahora solamente cabe un automóvil. Esta es una colección de “cosas” que usted cree que “necesitará algún día”. Puede parecer desalentador, pero no está tan mal si comienza a hacerlo de la manera correcta. Primero, decida el tiempo que tiene para dedicar a la tarea. Le sorprendería lo mucho que puede lograr en unas cuantas horas, siempre y cuando no se detenga a contemplar lo jóvenes que se veían todos en la boda de 1993. Consiga algunas cajas o contenedores y separe los artículos en estos cuatro grupos:

• Conservar: ¿Lo necesita y lo usa con frecuencia? Designe un lugar conveniente donde lo pueda encontrar fácilmente, luego guárdelo allí cuando no esté en uso.
• Guardar: ¿Se trata de un objeto que le encanta o que tiene valor sentimental? Si no lo ha usado en más de un año o dos, tal vez no le guste tanto como pensaba. Asegúrese de saber lo que contiene. Muchas personas guardan cosas de las que luego se olvidan. Por lo tanto, desperdician dinero comprando algo nuevo.
• Donar: Ya no le gusta, pero quizá le guste a alguien más.
• Basura: No tiene valor para nadie. 
 

6. CONSEJO EXTRA: Desarrolle los hábitos cotidianos que le ahorrarán muchísimo tiempo de limpieza

Sea amable con su futuro yo. Dedique diez minutos al final de la noche a hacer una limpieza rápida. Cuelgue la ropa limpia, ponga la ropa sucia en el cesto, limpie el desorden del día de las encimeras. Tenga en cuenta que debe añadir un poco de tiempo por cada niño que tenga en casa. Si sus hijos tienen edad suficiente, haga que ayuden. Al principio será difícil, pero es una excelente manera de enseñarles buenos hábitos de limpieza. Para mantener su ducha fresca y limpia. Conserve una botella de CLR® Bath & Kitchen Cleaner a la mano. Rocíe un par de veces en las esquinas después de tomar una ducha. Cuando haya terminado de secarse, haga un enjuague rápido. Esto hará que la limpieza sea sencilla. 

Esperamos que haya disfrutado estos consejos. ¡Que tenga un feliz y seguro año nuevo!

¿Necesita consejos de limpieza de un experto?

Envíenos un mensaje y nos comunicaremos con usted.

Obtener más consejos

Inscríbase en nuestro boletín informativo para recibir más consejos de limpieza y regístrese en el sorteo mensual para tener la oportunidad de recibir nuestros productos

Vea nuestra política de privacidad para obtener más información.

Estoy listo para comprar...