De acuerdo con la portavoz de los Centros para el Control de Enfermedades (CDC), LaKia Bryant, debe tener cuidado con el material que utilizaron para revestir su taza para mulas de Moscú. Debido a los ingredientes, las mulas de Moscú son ácidas. Las bebidas ácidas pueden extraer el cobre de las tazas de cobre sin revestimiento. Si experimenta náuseas, diarrea, dolores de cabeza, mareos o irritación de la boca, la nariz y los ojos, es posible que no se trate de una resaca. La exposición a largo plazo al cobre puede causar estos mismos problemas.

Asegúrese de que sus tazas estén revestidas con otros metales como el níquel o el acero inoxidable para eliminar el cobre que se filtra en sus bebidas.