Todos sentimos de manera diferente la época de festividades. Dependiendo de su perspectiva, puede ser una preciada oportunidad de pasar tiempo con la familia o un estresante mes y medio de cocina, limpieza y compras apresuradas, ¡incluso ambos al mismo tiempo!

 

Pero sin importar su postura sobre las festividades, una cosa que todos tenemos en común es que es la época del año que nos hace reflexionar aunque sea un poco. ¿Cumplí con mis metas de ejercicio físico este año? ¿Fui mejor padre o madre? ¿Ascendí en mi trabajo? La autoevaluación es natural cuando un año termina, así que creo que este tipo de pensamiento es bastante universal en estos momentos.

 

Y aunque yo en realidad nunca hago promesas de año nuevo (porque tratar de forzar que tu vida vaya exactamente cómo quieres nunca funciona del todo), estoy muy orgullosa del equipo Jelmar y sus logros. El año pasado, utilicé este blog como una oportunidad para compartir algunas de mis experiencias favoritas en Jelmar, desde conectarme con los clientes mediante el reposicionamiento de la marca, hasta celebrar nuestra línea de productos "greenvenient", así como también nuestra orgullosa historia como un negocio familiar en su tercera generación.

 

Hay que admitir que un año calendario (12 meses) es un lapso bastante arbitrario en comparación con lo que duran nuestras vidas, si lo piensa. Pero estos inicios y finales auto-impuestos funcionan como la vara con la que medimos nuestro progreso y la motivación para nuestro futuro crecimiento. Porque lo mejor de un final, por supuesto, es que nos permite comenzar de nuevo.

 

Así que antes de que termine este año, quisiera tomarme un momento para mirar hacia 2017. Seguiremos compartiendo historias sobre cosas que le importan a Jelmar, como cuidar nuestro medio ambiente, impulsar los negocios familiares y animar a más mujeres y niñas a que aspiren a roles de liderazgo. Escuchará muchísimas más voces y perspectivas que antes y conocerá incluso más sobre lo que hace que Jelmar sea única. Será un año muy emocionante.

 

¡Felices fiestas de parte de la familia Jelmar y nos vemos en enero de 2017!